Debido al ritmo frenético de nuestra vida, el entorno laboral o personal y situaciones de estrés, podemos desarrollar síntomas de depresión. Por ello es bueno conocer centros de terapia contra la depresión en Oviedo que nos asesoren durante todo el proceso.

Y es que, si padecemos depresión, que es una patología conocida socialmente, podemos acercarnos a que nos ofrezcan ayuda en los centros de terapia contra la depresión en Oviedo fácilmente. Pero ¿qué es lo que conocemos por depresión?

Se suele describir como la acción de llegar a sentirse muy triste, melancólico, abatido, sin fuerzas o derrumbado. Pero realmente cualquiera de nosotros en su vida puede sentirse del mismo modo en diferentes momentos en pequeños episodios.

Se empieza a volver depresión clínica cuando estas emociones de tristeza, frustración, ira o incluso pérdida nos condicionan en la vida diaria durante varias semanas o meses ininterrumpidamente. Un estado anímico que no nos abandona en cualquier momento del día pudiendo ocasionar incluso insomnio.

Lo malo de la depresión es que puede darse en cualquier parte de nuestra vida, es decir, tanto de niños, juventud, madurez o edad anciana.

Los síntomas son variables dependiendo de la persona, pero en general son muy comunes un estado de ánimo irritable o pasivo, cambio en el apetito con extremos de hambre o pérdidas de peso, aumento del cansancio o pérdida de energía y sentimientos hacia sí mismo de odio, inutilidad y culpabilidad. También podemos observar sentimientos de desesperanza, movimientos lentos o bruscos, dificultad para concentrarse o sensación de abandono.

Como puede verse, hay diversos extremos en los síntomas dependiendo de cómo le llegue a afectar a cada uno. Pero aun así son muy comunes y conocidos.

En niños pueden darse síntomas diferentes: se tienen que vigilar el rendimiento escolar, su comportamiento general y su sueño.

Con la Psicóloga Manetta Ania Tamés encontrarás la ayuda y el apoyo necesario para afrontarla.